El Camino

Habréis escuchado muchas veces que la vida es un camino, y puede ser intepretado así. Pues el mundo de la seducción es otro camino como el de la vida, aunque mucho más pequeño.

Hagamos un ejercicio mental:

Supongamos que para ser un seductor hay que dar 100 pasos.
Con mucha motivación empiezas a recorrer tu camino, tu primer paso, y, poco a poco, sigues avanzando. Pero tu mente está centrada única y exclusivamente en el paso número 100, está tan centrada en dar ese paso que tu cuerpo se ha paralizado, observando el final del camino. Tal vez avances algo, pero no tanto como en realidad puedes, ¡puedes hacerlo mucho más rápido y de una manera mucho más satisfactoria!

Y es que el paso número 100 ya es una obsesión, el resto de pasos anteriores no tienen importancia, el único que importa es el 100. Ya no solo estás avanzando más lentamente, sino que encima, se está haciendo muy pesado y costoso ya que todavía no has alcanzado el último paso, que es lo único que te importa, y, para colmo, no estás disfrutando nada de nada del camino.

No penséis que el único paso que merece la pena es el último, ya que esto os acarreará bastantes problemas:
Vais a idealizar tanto el ser un seductor, que parece que os va a otorgar poderes paranormales y os vais a convertir en una especie de súper – heroe. Cuando lo consigáis, os vais a dar cuenta de que sois la misma persona que antes, que casi nada ha cambiado.

¿Os pongo un ejemplo?

Id a vuestro primer polvo, lo idealizamos tantísimo que parecía que iba a haber un antes y un después de ello, que cambiaría vuestra vida para siempre, y realmente no pasó nada, nos llevamos una decepción bastante grande.

No vais a disfrutar del camino, ya que la meta se ha convertido en una obsesión, y el camino os va a parecer un duro trámite para llegar hasta ella. Cuando en realidad el camino es lo más bonito, y si disfrutáis del camino, disfrutaréis de la vida y seréis felices, y esto es mucho más importante que ser un Aven.

No vais a ir tan rápido como podéis, ya que vais a gastar parte de vuestra energía en pensar en el objetivo, centraos en el paso de este momento, dedicad toda vuestra atención al momento en el que os encontráis aquí y ahora, no penséis nada más. Tan importante es el paso número uno, como el cuarenta y dos, como el setenta y siete, como el cien. Todos son lo mismo, son algo tan sencillo y a la vez tan grande como un paso en vuestra vida.

Por ello, centraos única y exclusivamente en el paso que estáis dando en este momento, vais a disfrutar del camino y a ser felices, y no hay mejor sensación que ésta. Os vais a quedar completamente impresionados de las cosas que podréis llegar a hacer si conseguís estar completamente AQUÍ Y AHORA.

No penséis que hasta que no lleguéis al paso nº 100 vais a ser un “pringao” con las tías, cuanto más os acerquéis al paso final, más cerca estaréis de ser un seductor, es decir, no va a ser un antes y un después de ese paso, sino que es un cambio que va poco a poco, desde el paso número uno al cien, por ello todos los pasos son igual de importantes.

No habrá límites, no habrá nada que creas que es imposible. Tal vez eso que piensas no puedas hacerlo en este momento, pero sabes que hay un camino para conseguirlo, y sabes que tarde o temprano acabarás haciéndolo.

Sal ahí fuera y comienza tu camino, estaremos encantados de ayudarte.

Javifornication

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: