Seduciéndonos (I): ¿Quiénes somos y adónde vamos?

Seduciéndonos = Seduciéndote + Seduciéndolas.

Esta es la ecuación de nuestra página Web, si me permites te explicaré por qué hemos escogido este nombre:

 

Se me antoja difícil que intentes seducir a una mujer si no te has seducido a tí mismo antes. Hay muy pocas cosas tan seductoras en un hombre que la confianza en sí mismo.

Eso sí, se puede hacer, puedes tener un abanico de preguntas graciosas, unas respuestas ingeniosas, conocimientos de calibraje, saber aplicar Kino, unos cierres graciosos, y ¡voilá! vas a ligar más que antes. Si consigues ampliar tus conocimientos en una cantidad importante puede que llegues a convertirte en un maestro de la seducción, eso sí, nunca serás lo que nosotros buscamos.

Desde mi punto de vista vas a ser un robot de preguntas – respuestas preprogramado; los robots tienen limitaciones, y en el momento que una chica te diga una respuesta que no se encuentra en tu programación vas a fallar estrepitosamente.

Por eso, mi querido amigo, nosotros no queremos esos robots, aquí queremos que encuentres al natural que hay en ti, con lo que no vamos a escoger ese camino, tú eres quien decides si nos acompañas o no.

Si te digo que ‘seas tú mismo’ tal vez pienses que es la tipiquísima frase que has escuchado tropecientas mil millones de veces y que no te ha funcionado.

Cuando me refiero a que seas tú mismo, es a ese ser, que hay en ti, y te aseguro que lo hay, que no tiene miedos, que no tiene traumas, alguien que tiene claro qué es lo que quiere y sabe que él solo puede bastarse para conseguirlo.

Te repito que estoy COMPLETAMENTE SEGURO que ese ser habita en ti, pero para que ese ser ‘aparezca’ tienes que quitarte esos miedos e inseguridades de en medio. Me gustaría que leyeses la siguiente historia para que entiendas mejor de qué hablo:
Un mendigo había estado sentado más de treinta años a la orilla de un camino.
Un día pasó por allí un desconocido.
– Una monedita, murmuró mecánicamente el mendigo, alargando su cuenco.
– No tengo nada que darle, dijo el desconocido.
Después preguntó: – ¿Qué es eso en lo que está sentado?
– Nada, contestó el mendigo. Sólo una caja vieja. Me he sentado en ella
desde que tengo memoria.
– ¿Alguna vez ha mirado lo que hay dentro?, preguntó el desconocido.
– No dijo el mendigo. ¿Para qué? No hay nada dentro.
– Échele una ojeada, insistió el desconocido.
El mendigo se las arregló para abrir la caja.
Con asombro, incredulidad y alborozo, vio que la caja estaba llena de oro.

Voy a tratar de hacer que te des cuenta que estás sentado en esa caja de oro pidiendo limosna, abrir la caja ya es cosa tuya.

He escuchado varias veces que todos tenemos un natural dentro, pero que debido a las circunstancias que hemos sufrido en nuestra vida, nuestros traumas y problemas, ese natural se ha visto ahogado en ellos hasta el punto de desaparecer. Yo también pienso así. Tú trabajo comienza a partir de ahora en quitarte todo esto de en medio.

Hay infinidad de libros, de vídeos, de información en general sobre desarrollo personal. Mi consejo es que, o bien te dediques primero a esto primero, y posteriormente a la seducción, o compagines ambas cosas. Es mucho mejor que empieces a seducir cuando estés completamente seguro de tus posibilidades, y no creas que para ligarse a una TB10 hace falta un cuerpo de escándalo y tal o cual coche. Al igual que nosotros, seguro que has visto a más de un feo del brazo de una chica que pasaría por modelo.

Primero abre esa caja llena de oro y sedúcete a ti mismo y luego comienza con ellas.

Anuncios

8 responses to “Seduciéndonos (I): ¿Quiénes somos y adónde vamos?

  • James Bond

    Una buenísima idea, felicidades y mucho ánimo chicos!!!!

    Éste post me encanta, yo también creo que todos somos seductores por dentro, excelente la metáfora del mendigo y el oro.

    Creo que cometemos un gran fallo al pensar que “hasta que no haya leído todo sobre seducción no me lanzo a seducir”, “hasta que no sea bueno con las chicas no voy a intentar seducir”. Por eso, lo único que cambiaría de esta entrada tan buena, es esta frase: “Es mucho mejor que empieces a seducir cuando estés completamente seguro de tus posibilidades” por “Empieza a moverte en la tierra de las mujeres, pues la experiencia te dará todas las respuestas”. es una gran idea combinar las dos cosas. No hace falta ser un tío seguro 100% antes de seducir. La práctica te dará todo lo que necesitas.

    • aquiles

      Claro James!

      Es como si quieres aprender Judo, y dices: hasta que no haya leido todo lo habido y por haber de Judo, y no vea claramente cada llave de Judo en mi cabeza, no me apunto a un dojo de Judo. ¡Tio, empieza a leerte algo y apuntate a un gimnasio! Fallarás, claro, pero precisamente esos fallos son los que más te harán avanzar.

      Este proyecto es sólo un gran atajo para, si por tu cuenta ibas a necesitar 300 fallos para llegar a tu meta, dejarlo en muchos menos, maximizando el aprendizaje en cada fallo.

      Me encanta que te encante, un placer tenerte por aqui! Y gracias!

      Un abrazo!

  • Javifornication

    Me alegro que te haya gustado James. Para tu información decirte que la metáfora del mendigo y el oro la extraje del libro “El Poder del Ahora” del gran maestro Eckhart Tolle, recomendadísimo donde los haya.

    Otra cosa a recalcar respecto a la seguridad y al abordaje de mujeres que bien has comentado, es que, en mi opinión y mi experiencia, si hay un hombre que comienza a seducir sin estar seguro de sí mismo, y sin conocerse a sí mismo, puede traer serios problemas personales en su parte psicológica, que, antes o después tendrán sus consecuencias.

    Hablamos, por ejemplo, de la creación de un alter – ego, de la negación total de su “yo” real, de la pérdida de valores morales y éticos, etc, etc, etc…

    Por ello, hablo de estar seguro al cien por cien, pero no sólo de confianza, sino en tener claro quién soy, qué quiero de mí y de mi entorno, y tener claro que cada uno es consecuente de sus actos

    Sé Bienvenido James

    Un saludo

  • Meacabodever

    Saludos a todos y muchas gracias por compartir conocimentos y experiencias.

    Y hablando de experiencias, quiero compartir la que acabo de tener al leer este artículo.

    Supongo que os imaginais porqué he llegado a estas páginas. Creo que todo empezó con una mala experiencia cuando tenía 8 años: resumiendo, me atreví a proclamar en público con toda mi naturalidad y alegría que me gustaba una chica, la hermana de un amigo… el jodio corrió a contarselo a ella, yo corrí tras el intentando impedírselo, pero nada.. se lo dijo allí en medio de la calle y a grito pelado.. jeje.. cosas de niños, pero la cara de asco que puso ella!!.. uff que mazazo!!

    Desde entonces me va como me va…

    Pero al leer esto me ha vuelto el recuerdo a la mente, y subitamente he apreciado una cosa que nunca supe ver: he admirado la valentía y naturalidad de aquel niño.. joer!! lo he cogido y le he dicho lo valiente que fué, no por valiente, sino por espontaneo con toda su alegria y su ilusión… hasta le he dado un peazo de abrazo y par de besos… me ha recorrido un escalofrio de arriba abajo, una sensación muy extraña.

    En definitiva he flipado y tenía la necesidad de contarlo. Ahora tengo que recuperar el tiempo perdido y desarrollar los músculos atrofiados.

    Gracias de nuevo.

    Saludos.

  • aquiles

    A tí por tu experiencia!!

    Por supuesto que es totalmente admirable la valentía y la naturalidad de aquel niño, y eso lo tienes que reaprender de él… eso sí, ahora es bueno ir sabiendo cómo sacar el máximo partido de esas y otras cualidades que tienes, y puliendo y minimizando tus errores.

    Saber canalizar esa energía, vamos.

    Y para ayudar en eso, estamos aquí 😉

    Un saludo, y se bienvenido!

  • meacabodever

    Que tal Aquiles?

    Tu lo has dicho en pocas palabras.

    Realmente cuando escribí ese post acababa de pasar algo importante en mí, ese recuerdo lo tenía localizado desde hace tiempo y sabía que era origen de muchos bloqueos, pero nunca supe ver el mensaje que contenía, mi “Natural” se quedó allí paralizado, esperando por si algún día lo veía, y ahora está aquí aunque asustado e inexperto… tiene 8 años!!.

    LLevo muchos años trabajando mi “Juego Interno”, nunca desde la perspectiva de la seducción,aunque creo que todos los caminos buscan mas o menos lo mismo, en principio dá igual cual elijas o si los usas todos para recorrer el tuyo propio (esto es lo mio), pero nunca había experimentado un cambio tan súbito y tan tangible.

    Llevo un par dias desbordado…
    Por ejemplo, a la mañana siguiente me descubrí ocupando mi espacio con amplitud y naturalidad… sin proponérmelo!! simplemente lo estaba haciendo.. uff que subidón!!… y aquí te leo: “canalizar esa energia”

    Y es que ese es el “problema” que me estoy encontrando, es como si se me estubiera subiendo a la cabeza, como si ahora tubiera un poder que no se manejar, de hecho lo tengo y en este par de días la he cagado unas pocas veces, aunque tambien me ha aportado a mi y a los que me rodean unas pocas de satisfacciones.

    Este camino me parece realmente interesante y muy poderoso (al menos en mi caso); le veo algunas cosas que echaba de menos en otros; sobre todo que te obliga a la práctica, está claro cual es la practica y como hay que hacerla y además la práctica te va a decir claramente si avanzas o no, y sobre todo que entregarse al “trabajo” es casi irresistible… 😛

    Quizás en una sociedad sin los condicionantes culturales que todos conocemos esto estaría al menos en la universidad.

    La verdad es que parece increible que nunca nos enseñen a manejar y desarrollar adecuadamente la energía primordial de la vida.

    Ahora mismo la frase que me repito cual mandala es: “ante todo mucha calma”

    Pero… como pedirle calma a un niño de 8 años que lleva décadas encerrado??

    Un saludo lleno de agradecimiento a la vida!!!

  • aquiles

    sobre todo que entregarse al “trabajo” es casi irresistible… 😛

    Concretamente me alegra leer esta frase: es una de las principales llaves para avanzar de verdad, y relativamente pronto.

    Respecto a como pedirle calma, por los cambios que has experimentado… yo también lo viví en su día, hace unos meses ya. Y supe que lo que tenía que hacer era, simplemente, dejar que esos cambios tan grandes y repentinos… simplemente se asentaran.

    Sentía por dentro como un mar embravecido de potencial y conocimiento, que me estaba haciendo cambiar rapidisimamente, que me hacía hasta sentir vértigo y algo de miedo porque en el cambio perdiera parte de lo bueno que hay en mí.

    Así que lo que tenía que hacer estaba claro: no hacer yo activamente nada mientras estuviera así “el mar”, ni tampoco intentar calmarlo activamente. Simplemente, seguir con mi vida como si nada, y no pensar en ello, alejar esos pensamientos de mi cabeza en cuantito aparecieran.

    A los pocos días pasó lo que quería, y había previsto: el mar se calmó, y entonces empezaron a dar frutos los cambios día a día… hasta hoy.

    Así que ya sabes lo que tienes que hacer, ni se te ocurra intentar avanzar ahora por iniciativa tuya, que tu interior está demasiado ocupado con digerir todos los cambios que dices. Primero digiere, y no comas nada más hasta que hayas metabolizado.

    Hazte el favor, y sigue esto al pie de la letra. Hasta que notes que has asumido esos cambios.

    Un saludo, y me alegro mucho por ti!

  • meacabodever

    Ufff… muchas gracias aquiles!

    Estaba realmente necesitando oir algo así. Sobre todo que has pasado por lo mismo.

    Tampoco es todo potencial y conocimiento, hace un rato me estaba dando un buen bajoncillo, tengo las emociones que me saltan por nada; al leer tu último post me asaltaron ganas de llorar y bueno… como tu dices un mar embravecido.

    Pero bien… el sentirme acompañado como que me mantiene los pies en la tierra o algo así.

    Simplemente olvidarme del tema… claro!

    Gracias por los buenos consejos y sobre todo por la compañía.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: