Seduciéndonos (II): ¿Qué hacemos (tú y nosotros)? Empieza el juego.

Bueno, ahora que hemos dejado claro quienes somos, y cual es nuestro camino, en el artículo “Seduciéndonos (I)”, pasemos a dejar claro cómo lo vamos a caminar. Cuál va a ser el plan de ruta, para convertirte en ese “el mejor seductor” que llevas dentro.

En otras palabras:

Ahora, es cuando…

…(wait for it)…

…EMPIEZA EL JUEGO.

Al menos, en lo que se refiere a este blog. Tuya es la decisión de limitarte a leer y reflexionar sobre el bonito tema de la seducción, o de compaginar tu dejarte caer de vez en cuando por aquí, donde serás y eres bienvenido y donde tu presencia nos será grata (a menos que nos demuestres lo contrario, XD)… con apagar el ordenador y salir al mundo real a conocer a chicas reales.

Lo primero que hay que decir, es la filosofía de este blog. A poco que no sea la primera vez que escribes en tu buscador la palabra “seducción”, o que hayas visitado la sección “relaciones y seducción” o similar de tu librería, sabrás los ríos de tinta, la ingente cantidad de libros, sitios web, etc. (de los cuales te recomendaremos los 3 o 4 mejores, de cada, un poco más adelante) que hay acerca del tema.

Bien, pues muy pocos son los tipos metidos en esto, que hablan del concepto de convertirse en un seductor natural. No digo que no los haya, me remito solo a lo que he leído, que tampoco me he leído la mayoría de lo que hay escrito (tengo mejores cosas y más importantes que hacer, que dedicar horas y horas a esto, además que como verás el dedicarle demasiadas horas a esto perjudica tu progreso, como vemos en el libro que publicaremos próximamente). Y por lo que sé, somos los primeros en este concepto en España, y en nuestra filosofía.

Nuestra filosofía se basa en estos principios, así que atención por favor:

1º    Esto es un juego.

Es decir, algo divertido y ameno, que se disfruta jugándolo. Concretamente al principio no es fácil disfrutarlo, ya que estás demasiado concentrado en lo que haces si como yo partiste del casi nulo conocimiento sobre el juego de la seducción.

Y como juego que es, consideramos fuera de lugar tratar a los grandes jugadores como dioses y al juego en sí como algo glorioso que concede poderes sobrehumanos (superfuerza, superatracción, supergranmaestrodeljuego), cuando se juega desde hace siglos por aquellos que al parecer tienen el juego implantado de serie: los llamados naturales.

Los cuales prácticamente ni saben que lo juegan, por lo que para ellos es la cosa más tonta y normal del mundo, y pensamos que si quieres ser un natural tienes que aprender a verlo así. Pues los naturales son tipos que saben jugar sin saber que lo saben. Son sólo eso, ni más ni menos. No sueltan rayos por los ojos, y son tipos como tú y yo. Maldita sea, me se de uno que su hermanito de 13 años, lo es: va el chiquillo por su tercera o cuarta novia, y las niñas que se lo rifan. Y el chaval es feote… ¿Qué sentido tiene ir de supercrack cuando nos ha costado tanto tiempo y esfuerzo llegar a su nivel?

2º      Un natural es un tío que sabe jugar inconscientemente (vuelvo a recordar a aquel chaval de 13 años). Nosotros queremos ser lo que llamamos “seductores hechos a sí mismos”, lo que otros llaman Aven, Pua o Maestro De La Seducción (por eso no adoptamos esos nombres, a nuestro juicio restan naturalidad, cuando creemos que la naturalidad es la clave: el ser “Tu nombre + Tu primer apellido + TU segundo apellido”, eso es “ser tú mismo” en el sentido que explicamos unos párrafos más arriba).

Y contra lo que muchos piensan, que ponen en un pedestal a los naturales pensando que jamás llegarán a su nivel, nosotros somos conscientes de que quien llega a ser un “seductor hecho a sí mismo”, supera a los naturales en que, si éstos juegan inconscientemente, sin saber exactamente cómo lo hacen (por eso normalmente no te lo saben explicar), un “seductor” (para abreviar, en adelante lo llamaremos así) juega sabiendo lo que está haciendo. Y si comete un fallo (sí, es un “seductor”, no una maldita divinidad, y si te venden otra cosa te están mintiendo), al contrario que el natural, el seductor suele saber qué hacer exactamente.

En la otra cara de la moneda, el natural, al tener el juego implantado de serie, ante situaciones totalmente extrañas a las que nunca se haya enfrentado en su vida (flirteando con una chica, se entiende), tiene reacciones instantáneas que en general o son las adecuadas a esa rara situación, o no son del todo malas… mientras que yo, por ejemplo, de primeras me quedo como “¿Tío, que es esto?”, y tengo que pensar un poco lo que hacer, y lo encuentro gracias a que me pregunto algo como: ¿Cuál sería la actitud de un hombre alfa (que no machito alfa, véase el próximo artículo al respecto de Sweetdream) en este caso?

Pero dudo que sean respuestas tan adecuadas como las que suelta un natural prácticamente en el instante, en una situación extraña. En una situación dentro de lo general, tenemos la ventaja ya explicada.

Por otro lado están los llamados “fruscos” (según la terminología de Mario Luna, “frustado corriente”), palabra que se ha terminado usando un poco desde el desprecio y que viene a expresar que la vida del “frusco” es una puta mierda, punto con el que no estamos del todo de acuerdo, pero la adoptamos por que nos entiendas bien, si has leído otras cosas.

Para nosotros, un frusco es un tipo que no tiene mucho éxito con las chicas, y que si lo tiene a veces, no sabe cómo lo hace para hacerlo conscientemente cuando una chica le guste de verdad.

Y aquí entramos nosotros, amigo, en ayudarte a eso. En lo que suelen coincidir los autores, es en lo admirable y aplaudible que es que uno tenga la valentía de reconocerse ante sí mismo que no es todo lo bueno que le gustaría en el campo de las relaciones con el bello sexo, y hacer algo al respecto.

Cosa a la que nos sumamos. De hecho, un tío que tiene la clase y la valentía para dar ese paso, pensamos nosotros que desde ese momento automáticamente no se le puede llamar frusco. ¡Bienvenido una vez más si diste el paso, valiente! Estás en el sitio indicado.

3º       El seductor es un tío natural. Como persona. La naturalidad es una de sus cualidades. No se cree que se ha transformado en un ser superior al ver que ahora tiene éxito con las chicas, y antes no; simplemente sabe que ahora sabe jugar a este juego, que es otro más como el monopoli o el billar. Sólo que cuando ganas… no se a tí, pero a mí me reporta mucho más compartir unos momentos inolvidables con una chica que me gusta, que el placer de dejar en bancarrota a tus colegas, en el monopoli.

Y tampoco se viene demasiado abajo cuando pierde con una chica que le gusta de verdad, trayéndole sin cuidado si pierde la partida con una chica que acaba de conocer, volviendo a incorporarse a la conversación de su grupo de amigos. Porque sabe… que el juego es así, a veces se gana y a veces se pierde. Fútbol es fútbol. Y como digo, cuando gana, no se cree más que su amigo de al lado que sigue sin comerse una rosca, el pobre.

En resumen, un “seductor” es como tu buen amigo el natural, que además es un buen tío y un tío humilde, pero que además es uno que sabe lo que hace a cada momento y te lo sabe explicar, a diferencia de los naturales normales.

4º      La interiorización. Es un punto absolutamente esencial. Sin él, olvídate de llegar a ser un natural (sí, es lo que es un seductor hecho a sí mismo por nuestro método: un “natural consciente”).

Llegas a serlo cuando te levantas un día, te da por pensar en ello… y caes en la cuenta de que cuando juegas, lo que piensas antes de mover ficha no es: “voy a hacer un dale y priva”, “voy a proyectar escasez”, “voy a ponerme en modo chulifresco”, sino: “voy a jugar. A ver, calibrando el entorno… calibrando a esta chica… calibrando el tono… el flow de la interacción hasta ahora… (los puntos suspensivos duran 1 segundo y medio), ok.”.

Y de que a la hora de postear un reporte (es decir, de escribir en tu foro (el que proponemos en esta web, que es el foro de Interacción Social, por ejemplo) una interacción para que otros aprendan de la misma y/o te comenten que ha podido ir mal, y/o tus aciertos y fallos…)…recuerdas la interacción…

…y te cuesta trabajo expresar con nombres de técnicas (véase “nega”, “dale y priva”, “aro psicológico”… como glosario, recomendamos el del foro de un grandísimo teórico español de la seducción, Mario Luna: www.seduccióncientífica.com. Recomendamos el glosario, no el foro, ya que hay tantísima gente que hay que ser muy formado para sacar lo muy bueno de lo malo que hay escrito, en nuestra opinión y sin ánimo de ofender), te cuesta trabajo expresar con nombres de técnicas aquello que has hecho.

Ese día te dirá Sweetdream: “Enhorabuena. Eres un superclase. Eso es porque lo tienes todo mucho más naturalizado. No puedo imaginar cuán de puta madre te tienes que sentir, teniendo en cuenta tu pasado, cuando después de todo tu trabajo y de los cojones que le has echado, por fin vas teniendo la recompensa”.

Sí. Hablo de mí, del que escribe este párrafo concreto de la presentación como co-autor de la misma, Aquiles.

Ese pasado os deseo que no os sea familiar: cagarla totalmente con una chica de la que estás enamorado hasta las trancas a la hora de intentar algo con ella; meses después, la misma historia con otra, y con otra… y ves que tienes 15, 16, 17… y sin saber lo que es besar a una chica; preguntarle a tus amigos naturales sobre cómo lo hacen, aguantando estoicamente las risas y las miradas de “ay, que muchacho” de alguno de ellos, con tal de recibir la ansiada información… que nunca llegaba (no les culpo, total, yo también era un poco cabroncete a mis 15 o 17 años, aparte de que ahora entiendo de que…no me lo sabían explicar); etc.

Con esto quiero decir: si yo he pasado de ser un fruscoblando de narices, o dicho en castellano, de ser un romanticón a destiempo que no tenía idea de cómo flirtear con las chicas, a aprender a ser un romanticón en su momento (ya lo tengo prácticamente dominando je je) que tiene idea y al que el juego en su mayoría ya le sale solo (sí, tampoco os podéis imaginar lo que se siente cuando un día te das cuenta de eso, cuando en este sentido has estado hundido en la mierda durante más tiempo del que te gustaría recordar… tendréis que seguir por aquí y acompañarnos en nuestro camino para saberlo).

Si yo lo he conseguido… no veo porqué tú no. Por cierto, peor de lo que yo estaba en seducción, es difícil. Y si estas mejor de lo que acabo de relatar que estaba yo al principio… no te digo nada.

Y no te diré que el 100% del cambio se lo debo a este mundillo de la seducción, pero sí que cuando dí con él, a través de toparme con el sexcode de Mario Luna hace ahora casi tres años, diría que había alcanzado por mi cuenta, a base de pocos éxitos y muchos palos, y muchísimo esfuerzo, menos de un 5% de lo que sé ahora (que me queda mucho por aprender, pero que he aprendido mucho y los resultados hablan por sí solos… ya sé lo que es besar a chicas absolutamente preciosas, objeto del deseo general).

Por lo que 100% – 5% = un 95% de lo que he aprendido, es lo que te ofrecemos aquí, más el otro 5%, más el porcentaje de Sweetdream y el de Javifornication. Esto es gratis entre otras cosas porque no tiene precio…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: