Conociéndose a uno mismo.

He conocido muchos casos de personas que pretenden ser aven, puas, seductores, o como queráis llamarlo. Es curioso como a todos siempre les he tenido un especial afecto solo por ser personas que quieren cambiar su vida, gente dispuesta a luchar y evolucionar de modo que puedan aspirar a ser lo que quieren ser.

 

Pero aquí esta el problema, ¿tu que quieres ser?

 

Muchos son los casos, en los que la gente no saben identificar que esperan de su vida o que quieren. Muchos más son aquellos que simplemente se dejan llevar, pensando que lo que quieren es un día bueno. De ahí la necesidad del juego indirecto o directo solo por buscar un rollo o una tía que caiga en tus cebos. Y es que la vida es algo más que follar.

 

Pero son muy pocos que tienen claro que es lo que quieren de verdad. Que es lo que quieren transmitir y quieren hacer de si mismos, para en un futuro, puede que cercano o lejano, dependiendo de cada uno, puedan decir, hoy soy quien quise ser.

 

He conocido a muchas personas que han llegado a ese punto. Con muchas lo he hablado y hemos intercambiado opiniones. Yo llegue a dos conclusiones.

 

La primera es que no me iba a poner límites, iba a conocer a todas las mujeres sin exigencias, iba a dejar que fueran ellas las que me hicieran ver que podían ofrecerme, en lugar de buscar en ellas lo que yo quería.

 

Muchas veces la predisposición juega una mala pasada. Al principio vemos que es lo que hay en esa persona que hemos conocido y lo identificamos con nuestros valores si de antes nos sentimos atraídos por esa mujer en cuestión. Esto provoca que con el tiempo empieces a verla de otra manera. Si lo tuyo es el juego natural, te sentirás identificado conmigo, cuando te diga, que he vivido el momento como nadie, he pendido de un hilo en muchas relaciones y le daba la importancia suficiente como para considerar que eso era justo lo que quería. Sin embargo, de la noche a la mañana y casi sin querer, simplemente te dabas cuenta de que esa persona no era suficiente. Simplemente la ignorabas, ignorando el daño que la haces o el daño que te puedes hacer a ti mismo, dándote cuenta de que en realidad eres una persona difícil para encontrar el amor.

 

Nada más lejos que la realidad.

 

La segunda conclusión que saqué, es que cuando llegas a ese punto, todo te parece poco e insuficiente. En ese mismo momento, te das cuenta de que lo que quieres es encontrar una mujer que te llene de verdad.

 

En este punto se acabo el follar o el querer ser el mejor de tu grupo de amigos. Aquí por fin entiendes que es lo que quieres y esperas de ti mismo. Aquí en este punto es cuando comprendes que es el amor y que harías por alcanzarlo.

 

Entonces empiezas a ver que la vida no es tan maravillosa como parece. Como cualquier mujer que has dejado escapar en tu vida, porque has sido el tío mas exigente del mundo, podría haber sido esa mujer que te hiciera feliz el resto de tu vida y no lo supiste ver.

 

No desesperes si te encuentras en este punto. Gracias a dios hay muchas mujeres y seguro que acabaras encontrando la tuya. Yo lo conseguí y hoy me siento la persona mas afortunada del mundo.

 

Pero esto lo tengo, gracias a que averigüé que quería para mi.

 

Y dime.

 

¿Tu que quieres ser?

 

Un saludo.

 

Sweetdream.

 

Anuncios

One response to “Conociéndose a uno mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: