Juega tus Cartas

Hay mucho maestro de seducción que conoce sus cartas y las sabe utilizar, o que ha ido copiando métodos y formas de seducir de otros compañeros. El caso es que te enseñan a jugar con SUS cartas, y claro, esto no pinta muy bien si te paras a pensarlo unas milésimas de segundo.
Tú no puedes imitar a otra persona y triunfar, a menos que, o seas muy parecido a ella, o seas un gran actor, o tengas tan poca personalidad que te aferres a lo que haga falta con tal de “mejorar” tu vida. La duda que me corroe por dentro es cuanto durará esa máscara, aunque mucho me temo que muy poco.

El truco no está en tener las mejores cartas, sino en saber jugar las que tenemos. He visto muchas partidas en las que alguien que ha jugado bien sus cartas, siendo “peores” que las de su rival. Esto en seducción pasa mucho, ¿cuántos tíos conocéis que no son ni guapos, ni famosos, ni con mucho dinero, pero que sin embargo triunfan? Yo, sinceramente, unos cuantos, recuerdo cuándo los veía pensaba “¿Qué tendrá ese tío si es lo más NORMAL del mundo para llevarse a esos pivones?”

Pues ese tío tenía una ventaja, conocía sus puntos fuertes y los utilizaba. Es decir, si eres gracioso, utilizálo, si eres romántico también, si eres muy sociable, utilízalo, incluso si eres un pelín tímido, el caso es que te sientas orgulloso de ello.

Esto es clave, recuerdo que desde siempre he tenido una facilidad bastante grande para hacer reír a la gente, la frase de “Estás como una cabra” no sé cuántas veces la he escuchado, y recuerdo que me molestaba de sobremanera.

Inutilmente pensaba que tenía que cambiarlo, y claro, hacía lo contrario, me ponía de mal humor sin venir a cuento muchas veces para que la gente viese que era un chico serio…Vosotros imaginaos cual puede ser la opinión de un tío que tan pronto está de buenas como está de malas…

El problema estaba en que no me aceptaba, y las opiniones de los demás me hacían mucho daño (las tomaba como verdades universales, con lo que eso conlleva), y actuaba para agradar a la gente, y resultó ser justo lo contrario.

Ahora sin embargo, estoy orgulloso de estar como regadera, y, me lo paso estupendamente, oye. Ahora cuando me dicen algo así de estoy como una cabra, una frase que suelo repetir bastante es con una amplia sonrisa “La verdad es que sí, tengo un par de cables aquí arriba que no hacen masa…y mira lo que pasa, jajajajaj” Carcajada general de la gente después de escuchar esa frase.

Yo sé qué cosas se me dan bien y utilizarlas a mi favor, y, te puedo asegurar que es la cosa más fácil del mundo.

La pregunta es:

¿Sabes qué cartas tienes?

Un saludo

Javifornication

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: