Cuídate

Como ya he dicho en otras ocasiones, la persona más importante de mi vida soy yo, y no, no soy un engreído ni un chulo, ni un Rafa Mora (Dios me libre…) Sino que simplemente antes me tenía completamente abandonado para ayudar a las demás personas y así me sentía, y así me iba…

Primero, tanto en la ciudad en la que estudiaba como en mi pueblo, ninguna de mis pandillas de amigos me aportaban nada, tan sólo incomodidad en indiferencia en ambos sentidos. La decisión fue difícil, aunque menos de lo que pensaba, fue cambiar de amigos y la cosa dio un giro brutal. Me lo estoy pasando mejor un día cualquiera ahora mismo, que antes en una fiesta importante. ¿Será el guaraná?

Segundo, tienes unas necesidades, que han de ser cubiertas. Yo anteponía antes las necesidades de la gente a las mías. ¿Un ejemplo? Tener una cosa que hacer una tarde, ir al gimnasio por ejemplo, y dejarlo por quedar con otra persona. No podía decir “quedamos a partir de tal hora, cuando salga del gym”, porque claro podría ser rechazado, y tenía un miedo al rechazo…Ahora he llegado al punto de decir “Bufff…lo siento mucho, pero es que hoy tengo el día casero y no me apetece salir”

Tienes unas necesidades sociales, y el ordenador es el “ser” más antisocial que existe, aparte de la inestabilidad que trae. Me explico, y me vais a entender perfectamente. En época de exámenes, te metes en tu red social, y empiezas a ver como unos y otros están de fiesta, de vacaciones o lo que sea, mientras que tú estás puteado estudiando y amargándote la vida. Eso (al menos a mí y a mucha gente que conozco genera desestabilidad) nos ponemos a pensar que qué bien estaría el estar en tal sitio o haciendo tal cosa y ser tan ‘cool’ como los demás, es triste pero cierto. Bueno, y ya ni hablamos de si traes algún tipo de relación con alguien y andas más pendiente de que te contesten que a otra cosa…

Os voy a dejar dos frases, una que he escuchado, y otra de invención propia:

Las nuevas tecnologías te acercan a la gente que tienes lejos, y te alejan de la gente que tienes cerca.”

“El ordenador es como un amigo gracioso pero pesado, en pequeñas dosis puede estar bien, pero si pasas demasiado rato con el puedes acabar riéndote por fuera y amargado por dentro.

Llevo unos meses sin ordenador, ahora estoy en mi pueblo, pero en cuanto regrese a mi ciudad, voy a estar sin él otro tanto. Y creedme que perdía una cantidad de tiempo inmensa en él. El tiempo que he estado sin él, he podido hacer de todo, y se agradece muchísimo. El tiempo que pasas delante del ordenador en su grandísima mayoría es tiempo perdido.

Tercero, libera tus sentimientos, tienes unas necesidades sociales que han de ser cubiertas, y, te repito, el ordenador NO LAS CUBRE. Queda con gente para tomar algo, aunque sea con alguien que no tienes mucho trato, pero sal de casa, despéjate, habla con alguien. Yo soy muy dado a tener conversaciones importantes con mis compañeros de piso, pero salir de casa siempre viene muy pero que muy bien. También te recomiendo, tal como hizo conmigo Victor Rodriguez, que escribas en un diario tus vivencias diarias, y te desahogues con todo lo que te haya podido molestar. Te aconsejo, que si es necesario, expreses esos sentimientos de manera exacerbada, más vale que sobre, que no que falte, y escribiendo en un papel no hacemos daño a nadie. No te llevará más de 30 minutos.

Cuarto, y quizás más importante, CALMA. No sé a ti, pero a mi me va la mente a mil por hora, puedo estar hablando contigo y pensando en ir a la piscina, puedo estar nadando y pensando en la cena, puedo estar cenando y pensando en la socorrista de la piscina… xD

Por ello, el año pasado comencé a hacer meditación, y creedme, sienta muy bien, no sabéis la tranquilidad que se siente al escuchar esa voz que escuchaba antes a volumen 10, a volumen 2 ó 3, y ya no os digo cuando no escuchaba nada y simplemente sentía, de las mejores sensaciones de mi vida.

¿Recordáis la frase “Mens Sana in Corpore Sano”? Pues ya podéis iros aplicando el cuento, tan importante es el entrenamiento del cuerpo para sentirnos bien tanto física como animícamente (no para tener un cuerpo de escándalo, ojo), como el entrenamiento de la mente. Incluso yo diría que el de la mente es mucho más importante, y es el que menos hacemos, así nos va…

Id probando cosas nuevas, y las que os transmitan buenas sensaciones, quedaos con ellas. Veréis como poco a poco vais retomando el control de vuestra vida y os sentís completamente a gusto en vuestra piel.

Un saludo

Javifornication

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: