Seducción sí, pero sin perder el norte…

Me refiero a algo que a mí me ha pasado alguna vez, y es normal cuando entras partiendo de ser bastante pero bastante malo en esto.

Hablo de que suele pasar mucho que, sin darte cuenta, a base de leer, postear en foros, reflexionar sobre temas de seducción… resulta que toda tu vida acaba girando en torno a la seducción. Me explico.

Antes salías con tus amigos, para divertirte. Ahora sales con tus amigos o sólo, para sargear/ligar/seducir/como pollas lo queráis llamar.

Antes decías que un colega era bastante torpe con las mujeres, el pobre. Ahora te repatea lo torpe que es, y procuras no salir con el porque “te espanta a las mujeres”, y este es uno de tus mejores amigos. O era.

Ahora vas más por otros locales y has dejado de lado aquellos míticos al que ibas con tus amigos…porque en estos otros hay muchas mujeres guapas.

Y muchas más cosas y ejemplos de los que se ocupa el libro “Cuan raro te volvió la Comunidad”, que hace mucho colgó Victoric en la sección Material Interesante.

Para finalizar, hablas y piensas continuamente en jerga seductiva. Esto lo veo válido para la gente que acaba de empezar, para ir interiorizando los conceptos. Pero una vez interiorizados, os hará mucho bien volver a hablar en castellano.

¿Mucho bien para que? Pues para interiorizar… el norte.

El que al menos, ha sido mi norte para darle a la seducción la importancia y la dimensión que merece en la vida real.

Ese norte, está en los naturales.

Pensad en amigos, conocidos, enemigos… naturales. ¿Creéis que están todo el día dandole vueltas a cómo mejorar sus artes con las mujeres, pensando en ligar continuamente, que dedican varias horas al día a cómo quitarse los miedos?

¿O más bien parece que van a su bola, que viven sus vidas independientemente del ligoteo y que simplemente si ven una chica que les mola, pues para allá que van a hablar y vacilar con ella, despreocupadamente y con las gafas de sol de esta foto de un post antiguo de ksi?

http://www.google.es/imgres?imgurl=http … CB0Q9QEwAA

Eso fue lo que me hizo ver que lo que yo de verdad quería llegar a ser, es eso. Un tipo que tiene éxito con las mujeres pero sin casi proponérselo, que vive su vida felizmente, que busca momentos irrepetibles con sus amigos al estilo anuncio de Estrella Damm entre otras cosas… y que si haciendo una de estas cosas se cruza ante su mirada una chica que le llama la atención sobremanera, pues va a hablar con ella y simplemente hace lo que hay que hacer.

¿Que cómo saber lo que hay que hacer? Pues cuando lo tenga todo todo interiorizado a través de la experiencia y el tomar la experiencia despreocupadamente y porque me apetece, pues simplemente haré lo que hay que hacer sin pensar prácticamente en ello.

Ya lo estoy consiguiendo, hace tiempo que simplemente veo a una chica y, aunque a veces las “voces internas” me ganen, otras paso de ellas y voy a por la chica, a divertirme y pasar un gran rato juntos. No lo digo por echarme flores, sino porque eso me demuestra día a día que se puede llegar a ser eso. Básicamente, llegar a ser un natural.

La cosa es así de paradójica: si quieres mejorar en seducción, tienes que aprender, consultar, sobre todo practicar, si… pero sin tomártela demasiado en serio. Sin darle importancia, con la tranquilidad de que llegará ese día y sin que te importe cuando, simplemente sabes que tarde o temprano llegará.

Y cuando no le das importancia, pues es cuando arriesgas, cuando te cuesta menos salir de tus zonas de confort, cuando te da cada vez más igual el resultado (hoy por hoy, prácticamente no me acuerdo si un día se me han venido abajo dos interacciones o tres)…

…y lo más importante: cuando de verdad, vives tu vida. Cuando tu preocupación es ser feliz, pero tú solo. Cuando te imaginas a tí mismo solterón de por vida, sin encontrar a la mujer de tu vida jamás… y ante esa posibilidad pues sientes que será de puta madre tu vida así también, porque tú eres un tipo que sabes ser feliz sólo.

Volvamos a recordar a los naturales: tanto aquellos que usan alguna técnica (que conozco alguno) como los que no, el denominador común es que para ellos el ligoteo es un juego divertido en el que es tan importante para ellos ganar o perder como lo es ganar o perder al Monopoly, entre otras cosas porque saben que hay más mujeres que peces y que si esta con la que flirtean ahora les acaba rechazando… pues hay tantas por ahí que pronto estarán flirteando y vivbrando con otra.

A un natural se la suda todo, no necesita una mujer de su vida para ser feliz y lo es, siendo un ejemplo de disfrutar de la vida en general. Y si se da el caso de jugar, pues se lo pasa en grande, y le da igual arriesgar cuando cree que hay que hacerlo (y eso suele hacer que las chicas acaben cayendo en sus redes, todo hay que decirlo). Y eso es lo que yo quiero ser, que para comerme la cabeza y darle vueltas ya me da la vida otras preocupaciones (familia, trabajo, etc.).

Un saludo, relajaros, y primero disfrutad de la vida y luego ya veremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: