En el sexo: haz que confluya.

¿Que confluya qué? Bromas de doble sentido aparte, me refiero a dar rienda suelta a tus deseos… y a la vez a realizar los suyos.

Explico esto un poco más, tal como lo veo:

Caso 1: Te gusta la dominancia al 100%. Coges y piensas: “Colega, soy un macho alfa, tengo que satisfacer mis fantasías”.

Lo que ocurrirá, seguramente, será que ella no verá sus deseos realizados. Eso la puede llevar a sentir cosas negativas hacia lo que ella ve tu egoísmo.. y de ahí a sentirse utilizada y perder el gusto por el sexo (contigo), estilo “tipico hombre detrás de la novia buscando sexo, y la chica que dice que le duele la cabeza”… me da que hay un paso.

Caso 2: Eres un romántico, y como amas a las mujeres, tu motivación es realizar sus deseos olvidándote de tí mismo. Seguramente le darás mucho, muchísimo placer, pero ella echará en falta algo. Puede que, incluso, hasta acabe viéndote como un blando. O quizá no, pero no serás para ella (ni para sus zonas erógenas, ni su vagina), un semental que hace que la domine el deseo cuando piense en tí.

Me he dado cuenta, al menos así sucede en mi vida sexual, de que el camino del mejor sexo y de que te vea como una fantasía imposible hecha realidad (mejor dicho, un camino para ello), es el siguiente:

Entender lo que tú deseas como hombre, para tí, tus fantasías, como un punto en un papel (dibújalo si quieres). Lo que ella desea como mujer, para ella, sus fantasías, como otro punto situado a cierta distancia del mismo.

Pues lo que debes hacer, es moverte en una zona intermedia entre las dos. No digo un punto, sino una zona intermedia: ahora satisfago mis deseos como macho alfa, follándote sin miramientos pero sin dejar de respetarte como mujer (vale, te la estas follando, pero no olvidas que dentro de ese cuerpo hay un corazón, un alma, unos sentimientos); ahora te doy placer olvidándome un poco de mí mismo (y digo un poco porque me encanta darle placer a una mujer) hasta verte retorcerte y gemir (y mas allá)…

…por no decir algo que es tan viejo como HABLAR con la otra persona, de qué le gusta y qué no le gusta, y pasar de hacer lo que dice que no le gusta en principio.

A las mujeres les gusta ser folladas, ver como te vuelves una bestia a causa de su atractivo, de ellas. Pero a la vez les gusta sentirse respetadas, protegidas y amadas (o tratadas con cariño).

Es tan fácil como no hacer en la cama lo que tu quieres, ni lo que ella quiera: sino buscar el vosotros, el “nuestro placer”.

Y digo que tienes que hacerlo así tú, hombre, porque en general… ellas esperan del hombre que dirija el sexo. Aunque no lo digan. Y si el hombre que tienen a su lado no dirige en el sexo… desearán en lo más profundo de su ser a ese hombre.

Así que te animo, hombre/varón/caballero/entidad masculina, a que, simplemente, dirijas el sexo de forma que ambos gocéis todo lo posible, tanto egoístamente como en común.

Un saludo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: