No hay cuchara.

Primero, ved esta escena, por favor.

Ahora explico lo que significa, y cómo se aplica esto a la seducción, así como a todo.

El niño puede doblar la cuchara con la mirada, algo imposible, porque no hay cuchara. No hay una cuchara.

Lo explicaré con otro ejemplo. Imagina que te ves en la situación de tener que dejar tu ciudad. Y piensas “¿Pero como voy a irme de casa de mis padres? No sé cómo llevar una casa, y mi madre, con lo que me quiere y lo protectora que es, se va a llevar un disgusto… Mi madre como plantee la idea, se va a llevar un disgusto enorme, eso seguro”.
Esta idea se apodera de la mente de tal modo que acaba creyendo, tu mente, que es real. Por tanto, acaba haciéndolo real tu mente.

Pero no es la realidad. Es una realidad alternativa, que está en tu mente, creada a partir de una distorsión de la realidad.

En la realidad objetiva, tienes 20 y pico años y a tu edad es normal irse de la casa propia a buscarse la vida. Y eso tus padres, lo tienen que entender. Te dará pena por tu madre si con lo protectora que es, se pasa unos días con la moral por los suelos… pero sabes que simplemente, es la vida: nadie puede pretender que su hijo permanezca indefinidamente en el nido, porque… no es lo normal.

Y seguramente cuando lo plantees, tu madre no se pondrá tan alterada, entre otras cosas porque le transmitirás tu paz y tu serenidad de espíritu. O quizá sí, pero eso no es algo que tu debas arreglar, porque es un factor externo a ti, tu no lo controlas todo.

En cuanto a lo de que no sabes cómo llevar una casa, y que sepas que vas a ser un desastre… Otra realidad alternativa: No sabes el futuro, y nadie nace sabiendo; seguro que tu padre no se administró bien en su primer mes de independencia. No sabes si vas a ser un desastre = no hay cuchara.

Otro ejemplo: “Tío, pero ¿Cómo voy a ir a decirle algo? Eso es incómodo y no es lo que se suele hacer, va a pensar que estoy loco y voy a hacer el ridículo delante de todos”. En tu mente, la realidad es que decirle algo a una chica que va sola por la calle es anti-social, queda mal y todos van a asistir a tu cagada. En tu mente. No hay cuchara. En la realidad, es ir a hablar con una chica; y probablemente nadie se percate, quizá uno o dos, lo cual es irrelevante porque lo que importa en ese momento sois vosotros dos y nada más.

Siguiendo esta situación hipotética, ejemplo de cómo el niño mueve la cuchara desafiando todas las reglas de la “realidad”: lo que para la mayoría de las personas es algo superloco y con muy pocas probabilidades de éxito (es decir, la “realidad alternativa” establecida por todos), puedes sin esfuerzo cambiarlo a algo normal y con muchísimas probabilidades de éxito (entre otras cosas, por ser de los pocos que ven y viven la realidad tal como de verdad es: ir a hablar con una chica).

Lo que a los ojos del mundo será una hazaña increíble, te dirán que eres un crack, que nadie es capaz de eso, que eres un fuera de serie. Pero tú sabrás que no eres nadie especial: tan sólo un tipo que ha aprendido a quitarse las gafas de esa realidad distorsionada por los prejuicios, los miedos y demás fenómenos colectivos que forman parte de una cultura en el sentido antropológico y psico-social de la palabra.

Para los demás, hiciste algo impresionante, y te pondrán en un pedestal incluso. Pero tú sabrás, que lo único que hiciste, fue ir a hablar con una chica. Algo tan increíble y digno de admiración como preguntarle la hora a un peatón.

De modo que cualquier buen seductor que además tenga un poco de sabiduría y sentido común, sabrá que, por muy bueno que sea y por muchísimo que haya mejorado, siempre habrá en el mundo muchos tipos que lo hagan mejor que él, y peor que él. Es más, que no importa ser mejor o peor, y que menos aún importa si eres mejor que este “gurú” o que este otro “maestro”. Entre otras cosas, porque esos gurus o maestros no son más que personas normales, como tu y como yo. Aunque algunos de ellos no lo sepan.

Porque sabe, que cualquier cosa que haga a un nivel muy alto, en realidad no hay niveles, sino que ahora actúa de acuerdo con la realidad real, cosa que antes no hacía y de ahí que no jugara bien.
Pondré un último ejemplo, más claro: Imagina una chica con falda. Unos dicen:
– Buff, vaya chica más recatada, parece una monja, mira que falda lleva…
Otros dicen:
– ¡Oh! ¿Has visto eso? ¡Esa chica es un pendón, una provocadora! ¡Mira que falda lleva!

En unas mentes, esa chica es una monjilla. En otras, una aspirante a actriz porno.

En la realidad, era una chica con falda.

Aprendamos a diferenciar la realidad de “nuestra” realidad.

Y cuando algo nos cause miedo o reparo a la hora de arriesgarnos a hacerlo, ya que hacerlo implica ir contra lo establecido, acordémonos de que no hay lo establecido. No hay cuchara.

Aclaración: Por lo establecido, me refiero a que es normal hacer juego directo con una chica con la que te acabas de cruzar por la calle. Que es normal dejarle más o menos claras tus intenciones, siempre desde la educación, el respeto a las personas y a su libertad de seguirte el juego o no, y desde el saber perder con una sonrisa.

Lo establecido = Falsas creencias colectivas, miedos, ideas erróneas que no han sido contrastadas con la realidad mediante la práctica con actitud de creer en las posibilidades de lo que haces.

No quiero decir en ningún momento, que si la chica te hace ver que no quiere seguir con el juego, o incluso te dice que no sigas, es algo establecido a lo que no haya que hacer caso. Eso sí que hay que tomarlo como la realidad. Eso se llama ser pesado o incluso acoso/coerción/intento de violación. Sentido común, por favor.
Además, será por mujeres…

Un saludo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: